miércoles, 3 de diciembre de 2014

Book Tag: El juego literario de las frases

Hola a todo el mundo, 
hoy os traigo un book tag que he encontrado en el blog de Butterfly Kisses, que me ha gustado, así que os explico de qué va:

Debemos escoger nuestros 10 libros favoritos y de la página y línea que te digan tenemos que elegir una palabra, con nuestras diez palabras tenemos que construir un texto sencillo y coherente.


Aquí van mis 10 libros preferidos:

1. Muerto hasta el anochecer



Palabra elegida:

Encima

2. Bajo la misma estrella



Palabra elegida:
Manos

3. Frío



Palabra elegida:
Caer

4. Memorias de Idhún I



Palabra elegida:
Nada

5. El corredor del laberinto



Palabra elegida:
Rayo

6. El valle de los lobos



Palabra elegida:
Alumnos

7. Requiem



Palabra elegida:
Pocas

8. Oscuridad inmortal



Palabra elegida:
Llegar

9. Ojos azules en Kabul



Palabra elegida:
Noche

10. El niño con el pijama de rayas



Palabra elegida:
Padres

 Comencemos con el texto:

  “A Elena le gustaba mirar por la ventana, adoraba ver a los alumnos que recién salían de sus clases, sus caras de alegría le llenaban el corazón de felicidad.

Admiraba la sutileza de la noche al caer, las estrellas y su resplandor, pero lo que de verdad extasiaba a Elena era la luna, ¿cómo no enamorarse de ella? Nada se asemejaba lo más mínimo, ella era salvaje y libre.

Solo existía una situación en la que a Elena le aterrorizaba mirar por la ventana y era cuando la tormenta dominaba el cielo, lo curioso es que nuestra pequeña protagonista sentía llegar la tempestad, para ella, el rayo representaba la furia de la Tierra o tal vez, de algo superior.

Sus padres en pocas ocasiones le negaban algo, ¿Acaso tú tendrías el valor de decirle que no a una niña de 8 años que ha perdido su melena? Su bonito cabello que prometía ser rubio como el de su madre. 

Por ello cuando pidió un telescopio para poder observar mejor a la dueña de la noche, se le fue regalado en menos de dos días.
Cada noche, Elena colocaba sus manos en el telescopio tal y como le había enseñado su padre y se maravillaba con el brillo de la luna.
Como compañero, a su lado, justo encima de la mesilla de noche, se encontraba Dodot que era su osito de trapo, él escuchaba todos los pensamientos de la niña, al igual que escuchó el deseo que más tarde se cumpliría, de ser astróloga.”



¡Espero qué os haya gustado y qué os animéis a hacerlo! ¡Besos!


Mel





2 comentarios:

  1. me ha encantado! esta super chulo!
    creo que me animare.
    besos

    ResponderEliminar
  2. Que chulo :) A lo mejor lo hago por mi blog ^^
    ¡Un besito!

    ResponderEliminar